Archivo de la etiqueta: psicología

El gobierno que hay en ti

¿Quién es el gran dragón, al que el espíritu no quiere seguir llamando señor ni dios? «Tú debes» se llama el gran dragón. Pero el espíritu del león dice «yo quiero».

F. Nietzsche (“Así habló Zaratustra”)

¿Qué es un gobierno? Es un grupo de personas que alegan tener el derecho exclusivo de “cuidar” de otras personas (los ciudadanos) en un área geográfica determinada.

¿Qué son los padres? Son personas que tuvieron sexo y alegan tener el derecho exclusivo de “cuidar” de las otras personas que de ahí salieron (los hijos).

¿Hay alguna diferencia entre una situación en la cual te sientes obligada por la gente como “el gobierno” a hacer ciertas cosas para ellos (digamos, pagar tus impuestos), y una situación donde te sientes obligada a hacer ciertas cosas por tus hijos? No. Ambas son “principios” o “leyes” que no tienen justificación racional alguna.

Sigue leyendo

Bitcoin es el mejor amo

Recuerdo cuando abrí mi primera cuenta en un banco. Sentí una especie de gran privilegio, como siente todo niño que hace cosas “de mayores” por primera vez, mezclado con una sensación incómoda de desconfianza y abandono a un mundo controlado desde “arriba”. Mientras mis padres, funcionarios, se endeudaban con relativa tranquilidad – cosa que yo no sabía – yo guardaba celosamente el poco dinero que tenía – que creía era mucho – y toda decisión acerca de él llevaba una carga emocional y confusión inmensas. Una visita al banco era un firmar papeles a ciegas como el que apuesta todo en el casino. Hasta prácticamente el otro día, hacer una transferencia bancaria por internet me tenía a veces comprobando compulsivamente los números hasta que perdía la confianza en mis propios ojos… Como la mayor parte de la gente, era un esclavo del dinero, y estaba destinado a ser pobre – cosa que es independiente de la cantidad de riqueza. Es lo que pasa cuando el dinero va mezclado con la sangre.

Sigue leyendo

Está en las palabras

Cómo te poseen


Quizás no he escrito lo suficiente sobre cómo el cuidar de los niños, dentro del propio seno familiar, es la obligación más fundamental y la fuente de todas las demás obligaciones. Esto es, la madre de todas las obligaciones, comenzando con la obligación hacia los padres  que es sólo una proyección de esta en el niño. Pero, de todos modos, todo está en las palabras y, de esta manera, resulta fácil entenderlo.

Por supuesto, la palabra madre es una de esas que utilizan los niños para referirse a cierta mujer cuidadora primaria. Probablemente, este sea el modo en el que, la mayoría de las veces, te refieres a tu propia madre. Pero ¿qué pasa con ella? ¿Ella te llama “niño”, “hijo” o “hija”, o utiliza tu nombre,  un nombre que ella te dio.

Sigue leyendo

La navidad es soborno infantil

Hay un motivo central y fundamental por el que a la gente le gusta la navidad: los sentimientos placenteros inducidos por los sobornos de sus padres en la infancia temprana. A nadie le amarga un dulce. Cuando un niño recibe obsequios de este modo, comprensiblemente reaccionará como un prisionero al que acaban de absolver: parece que, finalmente, su valor, preferencias y autoestima han sido reconocidos – ¡de repente y todo al mismo tiempo!

Satisfaciendo las necesidades de sus padres incluso mientras duerme

Satisfaciendo las necesidades de sus padres incluso mientras duerme

Pero desde la perspectiva de los padres esto no es tan confuso; este es, después de todo, el propósito de los cumpleaños también.
La idea es concentrar la recompensa en valores que nada tengan que ver con el niño como persona, de forma que la virtud de los padres o cuidadores quede amplificada; al tiempo que estos se baban contemplando el gozo ignorante del niño – también llamado inocencia – y se regocijan en su comprobación de que este viejo proceso de inoculación del síndrome de Estocolmo funciona: su preciosa alma, sobreexcitada con esperanzas de rescate parental y proyectada en sustitutos externos, se está convirtiendo en su yonqui.

Sigue leyendo